lunes, 17 de noviembre de 2014

Alegría sin intermediarios para la gente del barrio

Mercado agropecuario ubicado en El Sapo,
municipio de Guanabacoa. Foto: Enviada por la Autora
Autora: Ania González Rodríguez

La alegría llegó sin intermediarios esta vez al barrio popularmente conocido como El Sapo, en el municipio habanero  de Guanabacoa, que ya creía tener un “sapo atrás”, en lo que a mercado agropecuario asequible, se refiere.


Un carnaval de viandas y una lista de precios poco acostumbrada, hizo que al fin los vecinos respiraran tranquilos y repletaran sus jabas con tan preciado producto que se diversificaba esta vez en: boniato, malanga, plátano fruta, plátano burro, calabaza y yuca, mientras que el precio más alto era de tres pesos para la malanga.

¿Y qué de bueno pasó? Se preguntaban algunos residentes de la Circunscripción 65 del Consejo Popular Habana Nueva- Mañana, hasta ahora desfavorecida en este sentido.

Y la respuesta no se hizo esperar: “Estamos llegando sin intermediarios, desde la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Abel Santamaría de Nueva Paz, es la fórmula de venta directa del campesino a la población con un local rentado y sin revendedores por el medio”, dice Alejandro el  administrador, un integrante más de la mencionada cooperativa, quien agrega: “… llegamos dos veces por semana, si hay más demanda volveremos tres veces, y traeremos además hortalizas, y carnes”.

Lo cierto es que toda esta barriada guanabacoense opina muy bien de la calidad de los productos que ofertan, variedad y precios. ¡Respiró el bolsillo! dijo un cliente; y opinó otro, con la jocosidad popular “parece que nos vamos a quitar el sapo de arriba”.

¡Compañero no se arrepienta! le gritó otro al administrador cuando se retiraba con su compra; y es que la satisfacción de lo que justamente reclama el consumidor, a la altura real de la economía doméstica, en este y varios sitios de la ciudad, ya ha comenzado a dar indicios de que… puede llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario