miércoles, 1 de octubre de 2014

El envejecimiento no se puede ver como un problema

El envejecimiento no se puede ver como un problema. (Foto: www.juventudrebelde.cu) Autora: Teresa Valenzuela
El 18,3 por ciento de la población cubana tiene actualmente 60 años o más, lo que representa casi dos millones de personas, mientras que dentro de 15 años rebasará el 30 por ciento.

Sobre los ancianos dijo José Martí, el más universal de los cubanos: “no hay cosa más bella que amarlos: el respeto es un dulcísimo placer”.


El Doctor Jesús Menéndez Jiménez, médico geriatra y vicedirector de asistencia médica del Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud, conocido por CITED en La Habana, destacó que lo anterior constituye un logro y a la vez un reto.

“El envejecimiento no se puede ver como un problema, sino como un logro a nivel mundial, en el caso de Cuba es un resultado de la Revolución que incrementó notablemente la esperanza de vida en los últimos 50 años. La palabra reto es la más exacta en términos de salud y sociales para enfrentar la situación”.

El crecimiento de la esperanza de vida es hoy una realidad, más aún para las mujeres, y en ello influye mucho la salud, junto a los condicionantes de ésta que no son propiamente esos servicios como tales, sino las formas de vivir, los hábitos, estilos y costumbres que mejoraron con el paso de los años.

Acerca de la manera que las personas pueden envejecer de forma satisfactoria el también Especialista de Segundo Grado en Geriatría y Gerontología comentó que no hay recetas establecidas, ya que cada cual lo hace de acuerdo a cómo ha vivido; la vida pasa la cuenta después, o les da gratificaciones: “me refiero a hábitos saludables como son la dieta, comer con poca grasa, practicar ejercicios físicos como caminar, no fumar y no tener sobrepeso”.

Mencionó que un estudio que se hizo en la Isla con personas que tenían un siglo de vida demostró que la mayoría de éstos padecían enfermedades que, sin embargo, repercutían poco en su vida diaria, y a pesar de esto se sentían bien: el denominador común era la forma de afrontar la vida.

“La mayoría tuvieron muchos efectos adversos en ese largo tiempo y, no obstante, fueron capaces de sortearlos y seguir adelante; tener este pensamiento positivo resultó muy importante desde el punto psicológico para llegar a la vejez de una manera optimista”.

Señaló que algunas de las causas del envejecimiento en el país son, la disminución de la fecundidad, la mortalidad y la emigración de jóvenes en edades fértiles.

La provincia cubana más envejecida es Villa Clara con el 20,2 por ciento de su población con 60 años o más, seguida de La Habana con 19,8 que representan 400 mil adultos mayores. En el mundo y en particular en la Isla las personas llegan actualmente a esas edades con mejor salud que 50 o 100 años atrás. Se espera que para el año 2030 existan en Cuba 3,4 millones de personas de la tercera edad.

El Doctor Menéndez Jiménez felicitó a todos aquellos que tienen 60 años o más de vida, y a los que aún no son adultos mayores les aconsejó mantener hábitos saludables que les permitan llegar a la vejez de manera satisfactoria.

Existen en el país unos 13 mil 801 círculos de abuelos que agrupan al 40 por ciento de los adultos mayores, 240 casas de abuelos con siete mil 526 plazas y 126 hogares de ancianos, pero aún es insuficiente. La urgencia apura en el tiempo y requiere de todos para encontrar una solución satisfactoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario