viernes, 19 de septiembre de 2014

Escuela primaria en función de elevar el aprendizaje

Autora: Teresa Valenzuela

Tributar a la secundaria básica un egresado mejor preparado y  lograr una escuela más organizada y flexible, son algunos de los propósitos de la educación primaria en el actual curso escolar. 

Con el objetivo de elevar la calidad de la educación e impartir clases más atractivas, esta etapa lectiva contará con un módulo para utilizar en el área de las Ciencias Naturales.



Consiste en un equipamiento compuesto por lupas, microscopios, torso y esqueleto humano, así como, un planetario, con lo cual se fortalecerán las escuelas con medios de enseñanzas que hasta la fecha eran deficitarios. De seguro resultará atractivo para los estudiantes y de gran utilidad para los docentes.

No hay dudas también que la medida permite validar y experimentar; se montarán mini laboratorios y aulas especializadas, según las condiciones que tengan las escuelas.

Este curso se realizarán cambios en la evaluación final de algunas asignaturas de la enseñanza primaria en el área de las ciencias. Mencionemos como principales en cuarto, quinto y sexto grados donde se sustituye la prueba final escrita por un trabajo práctico integrador; esto incluye la asignatura de Geografía de Cuba.

Con ello se evaluarán los grados anteriormente mencionados, así como, los objetivos fundamentales y contenidos, que tienen que ver con los conocimientos de las Ciencias Naturales, El mundo en que vivimos y la Geografía, además se valora el vínculo de la escuela con las familias y la comunidad.

Resulta importante la atención a los estudiantes con peores rendimientos escolares que constituye una prioridad, y para eso se realizan tres cortes evaluativos, uno al finalizar diciembre, otro en abril, y el último al concluir la actual etapa de estudios.

No se debe de olvidar que la evaluación que se realiza de manera parcial y sistemática, siempre arroja algunos alumnos con dificultades; el tratamiento está dirigido a resolver las deficiencias en la propia clase atendiendo a las diferencias individuales, además, de sesiones de repaso.

En el caso de los alumnos de cuarto, quinto y sexto grados, se activarán las casas de estudios que apoyan las familias más interesadas en resolver esa problemática, y también se realizarán actividades de estudios independientes en las escuelas. Se refuerza la atención a esos alumnos con los maestros de mayor experiencia y otros especialistas. Ajenos no quedan los recursos materiales y humanos de la escuela, por lo que se movilizan los laboratorios de computación, las bibliotecas y los instructores de arte.

La escuela organizada con un horario escolar flexible, maestros mejores preparados, y una familia que participe de manera activa en las actividades que se realicen en la escuela y fuera de esta, será la garantía para que este curso recién estrenado sea superior al que le antecedió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario