martes, 16 de septiembre de 2014

Chelsea y Diego Costa: ¿Problema resuelto?

Autor: Gabriel García Galano (estudiante de Periodismo)

Expectativa suscitaron los comentarios del portugués Jose Mourinho cuando al regresar a Stamford Bridge a inicios de la temporada 2013-2014 declaró que sería feliz si Chelsea llegara a cuartos de Champions League, dejando la lucha por el cetro de la Premier al Manchester City o al Arsenal.

“Este es un equipo en formación y no estamos listos para discutir el campeonato esta vez”, dijo The Special One en su conferencia de prensa inaugural luego de su vuelta a la capital inglesa, dejando entrever su inconformidad con el equipo que recibía tal y como lo había dejado Rafa Benítez.

De esta manera, al finalizar la temporada y con sus “objetivos” superados, teniendo en cuenta que los blues llegaron a semifinales europeas y se mantuvieron cerca de la cima en casa, Mou llevó a cabo un interesante plan de renovación, que pasó por quitarle al Atlético de Madrid su espina dorsal, entre otras cosas.

Cesc Fábregas, Filipe Luis, Thibaut Courtuois, Didier Drogba y Mario Pasalic fueron la solución a los dolores de cabeza del club, que le dio el título de fichaje estelar al hispano brasileño Diego Costa… y bien que ha cumplido este con las ansias de su entrenador.

Luego de un final de temporada manchado por las lesiones que le impidieron participar en la recta final de la Liga BBVA y un Campeonato Mundial de Fútbol para el olvido con España, el fichaje de Costa fue mirado por encima del hombro por la prensa inglesa y afición en general, quienes se olvidaron fácilmente que se hablaba de traer a Inglaterra a un hombre con 27 goles en una temporada de ensueño. Todo el mundo estaba intrigado por como reaccionaría Diego Costa a un nivel tan exigente como el de la Premier League.

Lo que hemos visto hasta ahora, no deja dudas de que la decisión de Mou fue más que acertada: Diego Costa lleva siete goles en cuatro jornadas, protagonizando uno de los arranques más espectaculares de un debutante en Inglaterra desde hace varios años, y ha logrado que el público más reticente le aplauda puesto que al parecer los tiempos de una delantera inestable en un Chelsea que marcaba poco, han terminado.

Depredador nato del área, el delantero nacionalizado español ha encontrado en su asociación con Fábregas una combinación letal que no ha desdeñado un solo momento, convirtiendo de paso al ex Arsenal y Barcelona en el mejor asistidor de la temporada con siete.

De esta forma ha liquidado las dudas que existían sobre su futuro rendimiento, luego de una pretemporada donde Chelsea se limitó a topar dentro de Europa y con rivales de poca monta en el panorama competitivo internacional, porque goles marcó muchos, pero ante los rivales más “fuertes” pasó desapercibido, como por ejemplo en el tope contra Werder Bremen.

Así, vemos más que merecido el premio de Mejor Jugador del Mes en la Premier, el cual festejó endosándole un doloroso hat trick al Swansea City en la victoria blue 4-2 de la última fecha, para no dejar lugar a dudas de su ímpetu y calidad. Lo alarmante: que el paso que lleva le pueda acarrear alguna lesión y privar al conjunto de su presencia frente a los rivales más fuertes del torneo como el City, el Liverpool o Arsenal.

Por lo demás, y pese a que muchos aún no se fían de él, Costa va siendo uno de los hombres de mayor peso en la plantilla actual y sin dudas es el máximo responsable de que el club se encuentre en la cima de la competencia… al menos por el momento

No hay comentarios:

Publicar un comentario