martes, 5 de agosto de 2014

Contraloría festeja, desde la fiscalización



Por: Jorge Rodríguez
La Contraloría General de la República de Cuba fue creada el primero de agosto de 2009, por lo que en esta fecha del 2014 celebró el Quinto Aniversario de fundada.


Desde la más alta fiscalización sobre los órganos del Estado y el Gobierno, como parte de su objetivo y misión fundamental de auxiliar a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado, la Contraloría constituye un garante en el proceso de actualizacióndel modelo económico-social cubano.

Dicho proceso descansa en la aplicación de un grupo de 313 reformas, aprobadas en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), efectuado en abril de 2011.

Para las máximas autoridades de la Isla, encabezadas por el General-Presidente Raúl Castro Ruz, del éxito en la lucha contra la corrupción depende, en buena medida, la recuperación de la maltrecha economía cubana, afectada por una prolongada crisis, a partir de la desaparición de la Unión Soviética y el derrumbe de los países socialistas de la Europa del Este, sus principales proveedores durante años.
 

Para Gladys Bejerano Portela, Contralora General, si no existe un ambiente de control, donde estén presentes las buenas prácticas en la gestión de las entidades, sobre todo por parte de los directivos, se hace mucho más difícil revertir y enfrentar las causas generadoras de corrupción.

Anualmente, la Contraloría desarrolla una Comprobación Nacional al Control Interno , y ejecuta acciones sistemáticas de fiscalización, dirigidas a verificar in situ la marcha de la política económico-social aprobada en el citado congreso del PCC.


El pasado 5 de julio de 2014, la Contraloría rindió cuenta ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), como lo establecen las normas jurídicas correspondientes.

El sector empresarial es donde se reportan más casos de corrupción, en un país donde el Estado controla más del 90 por ciento de la economía nacional, al menos así era, hasta la puesta en marcha del citado programa de reformas económicas, que, desde octubre de 2010, permitió una apertura inédita al sector privado y la aparición de nuevos modelos de gestión, como el cooperativo.

En los últimos cinco años han sido sancionados por hechos de corrupción un ministro y varios viceministros de diferentes sectores e industrias de la economía nacional, así como empresarios extranjeros involucrados en estas tramas; mientras que otro grupo está en proceso de instrucción judicial para ser juzgados.

Durante el último cuatrienio, la Contraloría detectó en la capital cubana 10 presuntos hechos delictivos y cuatro presuntos hechos de corrupción, y los daños económicos cuantificados ascienden a más de un millón 90 mil pesos convertibles (CUC) y una cifra superior a los 57 millones 100 mil pesos en moneda nacional (CUP).

Para que los internautas tengan una idea de cuanto impacta negativamente el delito y la corrupción en la vida económico-social de los habaneros, los más de 57 millones de CUP, constituyen una cifra similar al presupuesto asignado en el 2013, indistintamente, a las Direcciones Provinciales de Cultura y de Deporte y Cultura Física en la capital.


No hay comentarios:

Publicar un comentario